Colectivo Psicosocial del Noroeste de Bs. As.

(Publicado en Psicología Social para Todos: tierra y escritura del hacer, sentir y pensar - Año 7 Nro. 76 de agosto de 2015 y en A.P.S.R.A. - Contenidos Teóricos con fecha 16/7/2015)

COLECTIVO PSICOCOCIAL DEL NOROESTE DE BUENOS AIRES

Desde hace dos años un grupo de psicólogos sociales y de estudiantes se viene reuniendo con la idea de conformar una asociación. Fue así que nació el Colectivo Psicosocial del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires. Ahora están trabajando de modo prioritario en tres ejes: impulsar la aprobación de una ley que los contenga, promover la inserción laboral de los operadores psicosociales y constituirse en un espacio de capacitación continua. Quienes integran esta agrupación provienen de las ciudades bonaerenses de Mercedes, de Suipacha, de Chacabuco, de Saladillo, de 9 de Julio, de Chivilcoy, de 25 de  Mayo, entre otras.

El sábado 11 de julio organizaron una jornada que se desarrolló en las instalaciones del Complejo Histórico Municipal “Adelina Dematti de Alaye” de la ciudad de Chivilcoy, con el auspicio de la Secretaría de Cultura y Educación. Aprovecho para agradecer una vez más la invitación a participar como panelista en dicho evento —que tuvo por título La Psicología Social en Tiempos de Intervenciones— acompañando a Alfredo Grande y Carlos Margiotta. Mi disertación se basó en cada una de esas áreas o propuestas que constituyen la esencia de este colectivo, por lo que haré una breve síntesis de lo allí expuesto.

Primer eje. En lo referente a la idea de impulsar distintas estrategias en pos de lograr la aprobación de una ley provincial sobre nuestra disciplina —que conlleve a la creación del Colegio de Psicólogos Sociales, cuya tarea sea la regulación de la actividad— destaqué dos precedentes al respecto. Ellos son: la ley chaqueña Nº 6.353 sobre el ejercicio de la profesión del Operador en Psicología Social o título equivalente; y la ley Nº 8.077 de Mendoza sobre la matriculación de los Técnicos Superiores en Operación Psicosocial o título equivalente; expedidos por los respectivos Ministerios de Educación o los organismos competentes.

Segundo eje. En cuanto a trabajar en la inserción laboral de los psicólogos sociales en la comunidad, respondí algunas de las preguntas que fueron surgiendo entre los que asistieron a la jornada. Tal el caso de los proyectos tendientes a desarrollar la integración y la inclusión social; para mejorar la calidad de la comunicación institucional; para coordinar grupos de tareas en materia educativa y de salud; para potenciar las relaciones laborales en empresas públicas y privadas, también en cooperativas y organizaciones no gubernamentales; para potenciar equipos deportivos con el fin de una mejor comunión y de facilitar su rendimiento; etc.

Tercer eje. Por fin, destaqué la relevancia de la capacitación permanente, formando grupos de lecturas e investigación, realizando talleres con los distintos actores del mundo psicosocial para el crecimiento mutuo y para así seguir fortaleciéndonos todos con las mejores herramientas. Nuestro ECRO entiende que el hombre de hoy necesita un sistema de creencias y de ideas que le permitan guiar su accionar en el mundo. Y realimentar la teoría en su confrontación con la práctica. Es decir, precisa un esquema conceptual, referencial y operativo que en esencia le ayude a reconstruir sus modelos de pensar, de sentir y de hacer.

Esta 1º Jornada Psicosocial del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires fue declarada de Interés Municipal por el Honorable Concejo Deliberante de Chivilcoy (Ordenanza Nº 7962 del 26 de junio de 2015). Cabe agregar que quienes la organizaron expresaron su deseo de seguir construyendo este espacio, que los moviliza y los hace seguir pensándose como actores sociales de cambio. Y en ese camino se encuentran andando, con mucho por aprender, con mucho por decir y realizar. Estamos agradecidos tanto a las autoridades del Complejo Histórico Municipal como a la Dirección de Cultura y Turismo por el fuerte apoyo recibido.

A la espera de un próximo encuentro, quiero destacar que las políticas públicas del siglo XXI están abriendo enormes posibilidades de trabajo a muchas profesiones, entre ellas a nuestra querida Psicología Social. Nada de lo humano puede ser abarcado hoy por una sola ciencia, por lo que un nuevo paradigma comienza a dar nacimiento a una transdisciplina que promueva la activa participación de todos, en pos de una ética humanista cada vez más vigente y necesaria. Ojalá que esta jornada haya servido de disparador para así continuar abordando nuevos roles y también nuevos desafíos. ¡Que esa siga siendo nuestra apuesta!