Esperanza

(Publicado en El Semejante - Año 2 Nro. 2 del mes de julio de 2003)

ESPERANZA

En relación al tema de la ESPERANZA, tan en boga en estos tiempos que vive nuestro país, recordé que el escritor checo en lengua alemana Franz Kafka describió claramente la esperanza -o ilusión- pasiva en su libro “El Proceso”. Relata que un hombre llega a la puerta que conduce a la GLORIA e implora al guardián que lo deje pasar. El portero le dice que por el momento no puede admitirlo.

Aunque la puerta que lleva a la GLORIA permanece abierta, el hombre decide que es mejor esperar hasta obtener el correspondiente permiso para entrar. En consecuencia, toma asiento y espera ahí durante días, meses y años. Repetidamente pregunta si puede ingresar y siempre se le responde que todavía no puede hacerlo.

Cuando está viejo y próximo a la muerte, el hombre se pregunta por primera vez: "¿Cómo es que en todos estos largos años nadie más que yo ha venido a que lo dejen entrar, nada menos que al camino que lleva a la GLORIA?" Al hacerle esta precisa pregunta al guardián, éste le responde: "Nadie sino usted pudo ganar este portal, dado que sólo a usted estaba destinado. Y ahora voy a cerrar la puerta".

Así, el anciano de nuestro cuento se quedó definitivamente sin poder acceder a la puerta que lo conducía a la GLORIA, precisamente a su ¡GLORIA!

Esta anécdota relatada por Kafka en su cuento titulado "La Ley" (léase "La Gloria"), permite advertir que, si nuestro personaje hubiera tenido algo más que esa pasiva y expectante ilusión, el hombre habría entrado y su valor para hacer caso omiso a las reiteradas negativas de un guarda burócrata, lo habría conducido finalmente a un destino distinto.

Muchos individuos son -o somos- como el anciano del relato kafkiano. Concebimos múltiples esperanzas, pero no nos es dado actuar siguiendo los impulsos de nuestros corazones. Y mientras los guardias y burócratas de turno no nos permiten el paso, se vive esperando y esperando eternamente.

Bibliografía.

El Proceso. Franz Kafka.

La Revolución de la Esperanza - Erich Fromm.

 
Tenemos 10 invitados conectado(s)